Se resuelve un programa de 78 viviendas de protección social, desarrollado a partir de unidades prefabricadas de encofrado integral. El conjunto parte de dos moldes: uno para las viviendas y otro para los núcleos de comunicación vertical, más sencillo, que permite completar las unidades de edificación necesarias.

La topografía de la parcela condiciona la adaptación de la edificación al terreno y la distribución final del solar: se establecen dos cotas de implantación, con una diferencia altimétrica de 2,50 metros, que minimiza el impacto visual de la propuesta y garantiza el aprovechamiento del terreno y de los espacios libres proyectados.

Se plantea un esquema de vivienda pasante, disponiendo dos bloques de edificación según orientación genérica este-oeste. La imagen del conjunto se particulariza gracias a un sistema de fachada abierta, con elementos de protección solar basados en correderas exteriores de lamas.

co-autor:
Daniel H. Nadal

  • 01

    01

  • 02

    02

  • 03

    03