Un muro quebrado de hormigón que protege un jardín escalonado.

Se disponen tres bloques de edificación, dispuestos según orientación genérica este oeste. El programa se ha distribuido en cinco plantas y solución particular de ático. Esta ordenación de elementos, optimiza el soleamiento exigido para las viviendas, y el aprovechamiento de la parcela, desarrollando un programa de viviendas que da lugar a un planteamiento eficaz de soluciones sostenibles. Se ha prestado especial atención a las soluciones de encuentro del ajardinamiento y desarrollo general de la propuesta con sus linderos, superponiendo la solución geométrica y el desarrollo de estructuras de xerojardinería.

El sistema constructivo de encofrado integral empleado, economiza la solución de las instalaciones generales, y garantiza la ejecución de los elementos de distribución interior, consiguiendo soluciones de alta calidad con costes asequibles gracias a la estandarización de los procesos constructivos.

co-autor
Daniel H. Nadal