Un elemento horizontal, que se adapta a la parcela. Un prisma limpio, que se adapta al soleamiento. Un trazo oscuro sobre una línea coloreada.

La organización espacial del edificio responde al programa funcional, con desarrollo en planta baja de las áreas de urgencia y atención al ciudadano. Patio central cerrado, procurando un aprovechamiento máximo de la parcela. Zona infantil diferenciada, con salida directa a zona de patio. Consultas formalmente diferenciadas desde el exterior, formando un volumen separado de la planta baja. Sótano para todo el edificio como solución más rentable para las condiciones del terreno.

La estructura modular, acabados de fachada, cubierta y tabiquería con sistemas industrializados y ubicación de las zonas de instalaciones en bloques independientes, según las áreas del edificio, facilitan la versatilidad del edificio de cara a cambios de programa en el futuro.

co-autores:
Mariano Cuevas, Daniel H. Nadal

  • IMP1

    IMP1