Edificio a reformar dentro de 5 los que componen el concurso Hispania. Se propone la remodelación del acceso, de la fachada, lobby principal y de las zonas de comunicación.
Una segunda piel homogénea de color oscuro envuelve la fachada para racionalizar el aspecto exterior del edificio y conferirle rotundidad, los huecos se horadan en una pieza masiva. La planta primera, retranqueada hacia el interior, se envuelve de espejo para provocar la sensación de que las tres plantas superiores floten sobre la primera.
El acceso aparece como llamada de atención sobre el conjunto, una serie de pórticos metálicos que van reduciendo su tamaño introducen al usuario hacia el  espacio interior sobre el que se abre un gran lucernario y un muro vegetal que ocupa toda la altura desde la planta primera.