Edificio a reformar dentro de los 5 que componen el concurso Hispania. La propuesta consiste en dos actuaciones: mejora del acceso y la fachada.
Se eliminan los ornamentos de fachada, y se recubre el clilindro y los cantos de forjado con chapas de aluminio. Para unificar la actuación del exterior con la del interior, se emplea el mismo material generando un acabado continuo.
EL arranque de las escaleras se modifica para acceder de una forma más natural y se busca la transparencia sustituyendo el cierre actual por puertas correderas. En la zona interior, el vestíbulo se forra con los mismos elementos de fachada entrelazados, de tonos cálidos e iluminación indirecta para realzar el volumen. Se cambia el solado, y se coloca una moqueta en la parte central que acompaña hasta el mostrador, una pieza exenta.