El proyecto tiene como finalidad la adecuación urbanística del solar para la construcción de 66 viviendas. Se parte de la ordenación previa de un Plan Parcial aprobado por la Junta de Andalucía, sobre el cual se ha de trabajar, analizando las diferentes tipologías edificables posibles.

Se plantea un desarrollo en dos fases autónomas: la Fase 1 con una superficie de 8.999,42 m2, y la Fase 2 con una superficie de actuación de 12.409,58 m2.

La idea general que pauta el proyecto, intenta transformar los problemas de partida que plantea el Plan Parcial, obteniendo ventajas derivadas de la acusada topografía del emplazamiento. De este modo, se estructuran agrupaciones que vinculan las estancias principales de las viviendas al horizonte lejano, y los dormitorios al terreno. En todas ellas, se analiza la relación entre la arquitectura y los solares de parcelación, de modo que se garantize un aprovechamiento energético óptimo, previendo las condiciones de soleamiento y sombreamiento ideales para cada localización.